TATUAJES EN LOS OJOS


El tatuaje de ojos ha despertado las críticas de profesionales de la salud, que la consideran una práctica extremadamente peligrosa y advierten los potenciales riesgos que el procedimiento conlleva, entre ellos la pérdida de la visión.

Los tatuajes de ojos, también conocidos como tatuajes oculares o tatuajes de córnea, se han convertido en la última moda entre los amantes del arte corporal, quienes se embarcan en esta peligrosa aventura, sin tomar en cuenta los potenciales riesgos que implica en la salud y la vista, este procedimiento que aún es experimental.Esta dudosa técnica de tatuarse el ojo aún no ha llegado a muchos países, pero en algunas naciones como Estados Unidos, se está extendiendo rápidamente.


El procedimiento de tatuajes oculares surgió en 2008 en Canadá, cuando un joven aceptó convertirse en el conejillo de indias de una empresa de dicho país, que quería experimentar con tatuajes en los ojos y evaluar la posibilidad de explotar este mercado.

Este nuevo “arte” basado en la inyección de tinta, forma parte de un procedimiento médico llamado tatuaje de córnea, que en sus inicios fue utilizada por la ciencia, para maquillar las imperfecciones en los ojos.
El propósito de estos tatuajes no es hacerse una figura en el ojo, sino pintarse la parte blanca del mismo, con el color deseado. Y aunque no se trata de la misma técnica de tinta inyectada que la que se aplica sobre la piel, el efecto es similar.

Debido a su rápida proliferación en Estados Unidos, el tatuaje de ojos ha levantado las alarmas y ha despertado las críticas de profesionales de la salud, que la consideran una práctica extremadamente peligrosa y advierten los potenciales riesgos que el procedimiento conlleva, entre ellos la pérdida de la visión.

Actualmente el tema de tatuarse los ojos está siendo abordado en las asambleas legislativas de algunos Estados como Oklahoma, donde según parece, se quiere prohibir este procedimiento por los peligros que conlleva para salud.

El procedimiento de tatuar los ojos consiste en inyectar la tinta bajo la capa superior del ojo usando una jeringuilla. Para ello se requieren aproximadamente unos 40 pinchazos que producen un agudo dolor en la membrana esclerótica. Al pasar el tiempo, la tinta se extiende y empieza a “pintar” la parte blanca del ojo.

Los tatuajes de ojos pueden causar diversas molestias como irritación o inflamación, así como problemas más serios como hemorragia ocular, infecciones, perforaciones e incluso la pérdida de la visión.



Es importante pues que las personas estén informadas de los efectos dañinos que pueden causar los tatuajes de ojos, para no anteponer la moda, a su salud.

Fuente: Salud.com 




Si te a gustado y crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Difunde la cultura Tattoo!