SUICIDE GIRLS, NUEVO ESTILO DE PIN-UPS



Entre los millones de páginas web eróticas que flotan en el ciberespacio como botellas en alcantarillas, hay pocas que hayan alcanzado la categoría “de culto”. Suicide Girls es una de ellas. De hecho, puede ser considerada sin miedo un clásico moderno, de estilo y estética genuinamente contemporáneos, que nació en 2001 y, con más de seis millones de socios, ya se ha convertido en una  leyenda para los amantes de la belleza gothic, emo o indie-punk.

Las raras se desnudan mejor


El sitio Suicide Girls fue creado por Sean Suicide (Sean Shul) y Missy Suicide (Selena Mooney), que tomaron prestado el nombre de la novela Superviviente, de Chuck Palahnuik. La idea era despelotar y retratar chicas “raras”, inadaptadas que no encajaban en ninguna tribu urbana, y también entrevistar a los ídolos de estas auténticas outsiders (estrellas como Marilyn Manson, escritores como Irving Welsh, tatuadotes como Rich White, dibujantes de cómics como Joe Matt, cineastas como David Cronenberg o actrices como Asia Argento), y completarla con blogs o secciones de noticias, entre otros contenidos, para que la Suicide Girls fuera algo más que otro sitio erótico.


No en vano, los desnudos se llevan sólo el 20% del tráfico de la web y el 45% de los socios son mujeres. La mismísima Courtney Love está suscrita a Suicide Girls y hace poco se llevó a varias suicide girls para que le hicieran de comparsas en una gala en la MTV. 


Además de tener una lujosa versión en papel, un espectáculo itinerante de burlesque y varios libros de lujo que recopilan las mejores fotos, Suicide Girls ha encumbrado a Missy Suicide como una de las fotógrafas más prometedoras del siglo: no en vano, ha sido incluida por Eric Kroll y Dian Hanson en la prestigiosa antología The new erotic photography (Taschen), donde la revolucionaria retratista (que, con sus gafitas de pasta negra, sus piercings y su blanquísima piel es una suicide girl en sí misma) no se muestra muy contenta con el nombre de su web. Al parecer, fue una elección precipitada.


“Suicide Girls es un nombre que se malinterpreta, que parece tener connotaciones siniestras o góticas, cuando en realidad las chicas que fotografío son inclasificables: personas extremadamente individualizadas con piercings y tatuajes. Sus cuerpos están decorados y realzados de una forma única”.


Aunque Suicide Girls fue, junto a otras webs como Raver Porn o Blue Blood, una de las que dio lugar al término altporn (porno protagonizado por chicas "alternativas").


Si te a gustado y crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Difunde la cultura Tattoo!