Como cubrir una cicatriz con un tatuaje

A veces las cicatrices causadas por quemaduras, intervenciones quirúrgicas, accidentes o cualquier otro origen, pueden ser para ti como un defecto difícil de aceptar. Tal vez estés pensando en cubrir la zona afectada con un vistoso tatuaje. Si bien muchas cicatrices han sido exitosamente cubiertas con un tatuaje, ten en cuenta que varios de estos procedimientos resultan tediosos y en muchos casos extremadamente dolorosos. Antes de cubrir una cicatriz, es mejor que conozcas algunos detalles para que el procedimiento sea más seguro.


 Espectacular ejemplo de diseño adaptado a la cicatriz

Necesitas

  • Consulta médica
  • Consulta con un tatuador
  • Diseño apropiado del tatuaje

    Pasos

Paso 1:

La cicatriz debe tener al menos un año de antigüedad antes de considerar cubrirla con un tatuaje. Cuanto más antigua sea la cicatriz mejor se absorberá la tinta en el área. Además de los requisitos físicos, piensa en las razones emocionales para cubrir la cicatriz. Algunas mujeres que han pasado por una cirugía sienten que la cicatriz es un recordatorio de su experiencia traumática.
 Diseño para tapar la cicatriz de una operación

Paso 2:

Considera el dolor que este procedimiento involucra y decide si vale la pena pasar por ello y si serás capaz de tolerarlo. El tatuaje sobre una cicatriz puede resultar aún más doloroso que un tatuaje común, debido a que el tejido de una cicatriz es mucho más sensible. A menos que las terminales nerviosas hayan sido destruidas durante el incidente que marcó la cicatriz, el dolor será más fuerte. Además, si el tatuador necesita trabajar varias veces sobre un mismo punto para lograr infiltrar la tinta, cada pinchazo será más doloroso que el anterior.
Paso 3:

Consulta a tu médico antes de cubrir la cicatriz con un tatuaje. Tal vez él tenga información que tu desconoces y que podría alterar tu decisión. También podría recomendarte algún tatuajista que haya atendido con éxito a otros pacientes. Si tu doctor te plantea razones médicas para no tatuar la cicatriz, acepta su consejo.
 La creatividad del tatuador es fundamental para un buen trabajo

Paso 4:

Habla con el tatuador y asegúrate de que sepa lo que tiene que hacer, en especial si la zona afectada presenta alguna dificultad. Fíjate en otros trabajos que haya realizado para cubrir una cicatriz. Pídele fotos del antes y el después para ver la diferencia con claridad. Si tu cicatriz es pequeña, la mayoría de los tatuadores podrán ayudarte, pero si es una herida grande o en una zona problemática, entonces deberás buscar un artista experto en la materia.

Paso 5:

Piensa en cualquier limitación que puedas tener para cubrir tu cicatriz. Según el tejido de la cicatriz, la piel recibirá tinta en forma desigual que provocará diferencias de definición y brillo sobre la piel dañada y la normal. El tatuaje además no cambiará la textura de la piel en cicatrices que sobresalen por lo que puede haber una diferencia evidente en el diseño del tatuaje. Estas anormalidades podrían dar un resultado pobre que te dejen desconforme. Un tatuajista experimentado debería ser capaz de explicarte estas limitaciones.

Paso 6:

Determina si la cicatriz puede ser cubierta. Si la cicatriz es grande, comienza por una pequeña parte para ver si la piel absorbe la tinta. En zonas donde haya habido injertos de piel o quemaduras serias, es posible que la tinta no se absorba, así que no te conviene empezar con un gran dibujo y a medio camino descubrir que la piel no toma la tinta. Si comienzas con un tatuaje pequeño, podrás probar si el procedimiento funciona, y luego tapar el tatuaje pequeño con uno mayor o simplemente incorporarlo a un dibujo más grande.

Paso 7:

Elige un diseño que cubra o disimule totalmente la cicatriz o que al menos la complemente. Las cicatrices pueden disimularse usando determinados colores, formas, diseños y ubicaciones.
 Como en estas fotos , es fundamental escoger el diseño adecuado a la cicatriz