TATUAR EN COLOR




Instrucciones

    Preparando la máquina

  1. 1
    Ponte un par de guantes de goma. Si vas a preparar la tatuadora para usar con un cliente, es muy importante mantener el instrumento esterilizado; por lo tanto, utiliza guantes durante todo el proceso.
  2. 2
    Quita la aguja de su envoltorio y ajusta el extremo circular firmemente con una mano. Dobla la aguja hasta formar un arco suave para que pueda insertarse en el tubo para agujas. El tipo de aguja que elijas dependerá de la parte del tatuaje que estés coloreando. Las agujas Liner se utilizan para crear el borde del tatuaje y las agujas de sombra se usan para dar color y sombra a las distintas partes del tatuaje. Ambas se insertan de la misma manera en la máquina.
  3. 3
    Sostén el tubo con la mando izquierda e inserta la aguja en el tubo.
  4. 4
    Presiona el extremo circular hacia la bobina para tatuajes y conecta el tubo para agujas el la bobina. Ajusta el tornillo del costado para asegurarte de que ambas piezas queden juntas.
  5. 5
    Enrosca el extremo circular de la aguja sobre la parte superior de la protuberancia redonda sobre la bobina. Esto debería encajar cómodamente en su lugar.
  6. 6
    Coloca una banda elástica alrededor del conjunto de la bobina. Ésta deberá apoyarse sobre la parte superior de la aguja, justo antes del extremo circular y se deberá extender alrededor de la bobina en la parte inferior de tu montaje. Ahora, tu máquina está lista para tatuar.

  7. EJEMPLO DE PALETA DE COLORES DE UN TATUADOR, POR SUPUESTO SIN DERRAMAR NADA

    Cambiando agujas entre los colores

  1. 1
    Coloca todos los colores que vayas a utilizar en el tatuaje en recipientes de colores separados. Cuando estás por utilizar un color, simplemente moja la punta de la aguja en ese recipiente. También necesitarás llenar un recipiente pequeño de agua limpia para enjuagar la aguja entre los colores.
  2. 2
    Quita el exceso de tinta y sangre de la aguja cada vez que la sumerjas en la tinta. Esto también aplica para cuando deseas cambiar los colores. Querrás asegurarte de mantener la punta de la aguja tan limpia como puedas para no mezclar los colores entre sí ni con sangre.
  3. 3
    Moja la punta de tu aguja en el recipiente con agua cada vez que desees utilizar un color diferente. Luego de limpiar la aguja con una toalla de papel, asegúrate de quitar cualquier exceso de tinta con el agua para no mezclarla con otros colores.

Si te a gustado y crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Difunde la cultura Tattoo!