ENTREVISTA A RITCHY TATOO, TATUADOR



"Al Principio Tenía Miedo a Hacer Daño"
Silvia Forcén (NJ)

Richard Pérez nació en Francia, pero tiene familia española, y es aquí en España donde hoy reside, desde hace ya varios años. Personaje singular donde los haya, una gran persona y un buen amigo, que siente el arte como una pasión, de forma innata, y que además domina. Todos los que le conocen valoran su don para el grafismo, pocos hay a su alrededor que no hayan visto a Richard convirtiendo un par de garabatos en un fabuloso dibujo. Capaz de convertir un boceto en arte con sólo un par de trazos. En Francia, y también después en España, plasmó su arte en el mundo de los tatuajes, y nos cuenta su historia.

"En un principio tenía miedo de hacer daño a las personas que tatuaba, pero cuando veía el trabajo terminado, tenía ganas de hacer más".

- ¿Cómo descubriste el mundo del tatuaje?

- Hace quince años en Francia, no sabía qué hacer con mi vida, y empecé a hacer dibujos, grafismo, cómics, lo que me gustaba, pero era algo que no me llevaba a ninguna parte. Un día fui a hacerme un tatuaje y poco a poco conocí este mundo, a través de una persona que trabajaba en una tienda y me contrató como novato. En un principio hacía láminas, modelos de dibujos, limpiaba la piel, etc. Un año después más o menos, después de ir a un festival al que me invitó esta persona, me dio la máquina y me dijo que rellenara un tatuaje. Esa primera sensación fue muy extraña, era una especie de miedo de hacer daño a las personas, pero cuando ves el trabajo terminado tienes ganas de hacer más. Después de eso, todos mis amigos pasaron por miss manos, me entrenaba incluso conmigo, y tengo un montón de tatuajes de esa época que ahora no me molestan, me he acostumbrado a ellos y son un gran recuerdo para mí, porque aprendí también con ellos.

- ¿Puede cualquier persona que se lo proponga dedicarse a hacer tatuajes, o se necesita tener un arte, dibujar bien?

- No, claro, es evidente que hay que saber dibujar, cualquier persona no puede hacer un tatuaje, porque no te puedes poner a hacerlo sin hacer antes un trazo del dibujo que vas a hacer sobre la piel. Ten en cuenta que un tatuador se puede equivocar, se le puede ir una línea, y si no sabes dibujar es difícil arreglarlo, se necesita imaginación. También hay personas que vienen con un dibujo y te dicen "quiero este tatuaje", y tienes que copiarlo idéntico en la piel entonces se hace lo que se llama un transfer, el patrón, que es un papel transparente que tiene mucha fibra, y con un bolígrafo especial se calca el dibujo en la piel. Luego con un algodón humedecido en agua se pasa por todo el dibujo, como si fuera una calcamonía y al quitar el transfer tienes en la piel el modelo del dibujo, que dura unas cuatro horas, de este modo sí podría hacerlo alguien que no supiera dibujar, pero yo creo que es muy arriesgado.

- ¿Qué sentido tienen para ti los tatuajes, qué significan?

- Desde que el hombre es hombre ha querido marcarse, pueden ser una señal de identidad, o para armonizar el cuerpo, que quede más bonito, pero en un principio era más para que "chocara". En épocas lejanas había muchas guerras, y los maoríes, o los polinesios que aún hoy día se tatúan, lo hacían para identificarse, para ser distintos y por razones sociales, en las tribus lo hacen para separar al jefe del resto, por ejemplo. También las mujeres marroquíes lo hacen para sentirse más guapas, es una especie de maquillaje fijo.

"Los maoríes se tatuaban todo el cuerpo, y en pleno combate se presentaban frente al enemigo totalmente desnudos, tatuados de pies a cabeza".

- ¿Crees que es una moda que algún día se pasará?

- El tatuaje lo tendrás para toda la vida, tu "look" no. Hay que respetar a la gente que quiere hacerse un tatuaje porque es su decisión, su cuerpo, su derecho y nadie se lo puede prohibir. Hoy en día es mejor hacerse un tatuaje que hace quince años, porque hace años no había nada de higiene, y ahora lo controlan mucho. Antes la idea del tatuaje era muy diferente, era de macarras, roqueros, etc. Ahora cualquier persona se los hace, ya no está tan mal visto como antes. Y sí, es posible que ahora esté un poco más de moda, pero los tatuajes han existido toda la vida y siempre existirán. El hombre, como ya he dicho, siempre ha tenido un deseo de marcarse, yo recuerdo cuando era pequeño y compañeros del colegio se marcaban los brazos con "rotrings", ¿por qué lo hacían?, sencillamente por identidad. Como en la guerra, la guerra ha hecho mucho por el tatuaje. Los maoríes se tatuaban todo el cuerpo, y en pleno combate se presentaban frente al enemigo totalmente desnudos, tatuados de pies a cabeza, y el enemigo se quedaba por una fracción de segundo totalmente impresionado, y en ese instante el maorí le daba muerte.

- ¿Qué opinas de los piercings?

Ahora están muy unidos al mundo del tatuaje. Si vas a un lugar a hacerte un tatuaje, esa misma persona u otra que trabaja con ella te podrá hacer un piercing, es algo que ahora se suele vender junto. Son temas muy distintos, aunque se trabaja también la piel no tienen nada que ver. Yo no realizo.

- ¿Cómo se hace un tatuaje? ¿Existen realmente tatuajes que desaparecen con el tiempo?

- Hay diferentes tipos de piel, hay pieles secas, finas, grasas, muy blancas, con pecas, etc. Depende mucho del diferente tipo de piel. La mejor piel para tatuar es la del mestizo, porque es muy dura. En España la gente suele tener muy buena piel, la del sur es la mejor piel, por la raza. Hay muchos tipos de tintas, hay tintas fluorescentes, e incluso hay unas tintas que se ven sólo por la noche con la luz morada de las discotecas, pero son cancerígenas para según qué personas, según el tipo de piel, y está prohibido en muchos países. Pero con los años investigarán diferentes tipos de tintas, más estudiadas. En realidad se puede hacer un tatuaje con cualquier cosa, incluso con ceniza. Y puedes tatuar con cualquier instrumento, clavos, agujas..., pero nunca perforando más de dos milímetros, y menos tampoco porque se iría con la postilla. La aguja tiene que atravesar las capas de la piel, pero sin llegar a la carne, en ese punto la carne se adapta a la forma de la aguja y es ahí donde se deposita la tinta. Con cada pinchazo se marca un punto, parte de la tinta se irá con la postilla y un parte, a los quince días se quedará en la generatriz. Los tatuajes que se conocen como temporales se realizan con diferente tinta, pero esos tatuajes no son reales. Yo nunca he hecho uno temporal porque no creo en ellos, pero he tenido clientes que se habían hecho un tatuaje temporal hacía más de dos años, y venían para que se lo arreglara, porque tenían cicatriz y apenas les quedaba el tatuaje decente. Pero como ya he dicho depende mucho del caso, hay gente que se lo hace y le dura seis meses, otros dos o cuatro años, pero a la mayoría de la gente no se les va y encima les queda una cicatriz horrorosa. Me parece absurdo hacerse un tatuaje que te va a durar seis meses; ¿qué sentido tiene?; ¿para sentir el dolor?; si te da miedo que sea algo para toda la vida, ponte una calcamonía. Es un método que no funciona.

- ¿Qué tatuajes son los que más se hace la gente?

- Depende del sexo, pero lo más común es un tribal en negro. Antes la gente se hacía rosas, ángeles, duendes... con colores alegres, aún hay gente que quiere eso, pero como antes no. Hay diversidad de gente, unos viene con la idea y otros no tienen ni la menor idea de lo que quieren, saben donde hacerse el tatuaje pero no saben el qué. Y eso es más complicado, porque a mí personalmente no me gusta implicarme en algo que va a ser para alguien que no conoces de nada, y que le va a "marcar" para toda la vida. También hay algunos que vienen con un dibujo propio.

- ¿Cómo se quita un tatuaje?

- Ha habido mucha gente que ha intentado quitarse los tatuajes, ahora existe un láser que se inventó en América, que es un método que te deja una mancha blanca, como si lo limpiaras con lejía, pero que con el sol recupera el color natural y el resultado es perfecto, pero es carísimo, y cuesta más de un mes de sesiones quitártelo entero. Hay mucha gente que se quita un tatuaje para hacerse luego otro encima. Antiguamente los métodos que había no estaban tan perfeccionadores y te dejaban unas cicatrices horribles. Hubo un hombre en París, en 1903, el profesor J. Diou, que se anunciaba en el periódico, que podía quitar los tatuajes en sesiones, sin pinchar, sin ácidos y sin electricidad. Quitaba además las cicatrices, las pecas, etc. Y se murió con su secreto. También existen teorías de que los gitanos y convictos se quitan los tatuajes con leche mamaria de la mujer.

"En el cráneo es donde más duele hacerse un tatuaje, después en la espalda".

- ¿Qué partes del cuerpo duelen más para hacerse un tatuaje?

- Depende mucho de la persona. Por lo general, los hombres se quejan más, pero yo creo que es porque las mujeres están más acostumbradas al dolor, no porque les duela menos. Luego, en la cabeza, en el cráneo es donde más duele, después en la espalda. Y donde menos en la parte exterior del brazo, pero es todo muy relativo.

- ¿Qué instrumentos son necesarios para realizar un tatuaje? ¿Cómo se cura después?

- Agujas, tinta..., yo he visto incluso a gente que se tatúa con pintura para niños. Pero claro, hay tinta especial para tatuajes. La máquina que se utiliza lleva una aguja que recoge la tinta del depósito, que el tatuador debe ir rellenando. La aguja suele ir a unos 3000 pinchazos por minuto, pero puede ir más rápido, depende del pulso del tatuador. También depende del trazo que vayas a dar, no puedes poner la máquina al máximo y hacer un trazo pequeño, e ir despacio, porque harías un agujero en la piel. Hay diferentes tipos de máquinas, las de rellenar llevan muchas agujas juntas. Cada tatuador sabe cómo debe utilizar la máquina e ir a su ritmo. Cuando se inventó la electricidad se inventó la máquina de tatuar, funciona con dos bobinas que se mueven simultáneamente, que producen el movimiento de una plaquita que a su vez mueve a la aguja. La máquina tiene un mango que es indispensable y que cada tatuador elige a su propio gusto, más grande, más ancho, etc. La curación del tatuaje son 15 días, como cualquier herida. La mejor época para hacer un tatuaje es después de verano: septiembre, octubre, noviembre, en diciembre ya te vas a tapar demasiado. Hay que curarlo y lavarlo todos los días, y ponerse pomada 4 ó 5 veces al día, sin que le dé el sol, y sin agua de piscina o de mar, porque el cloro o la sal puede estropear el tatuaje. La curación es lo más delicado de un tatuaje, sobre todo un tatuaje en color, además suele perder el color con el tiempo, y es aconsejable retocárselo cada 10 años.

- ¿Qué tatuajes son los más caros?

- Los dibujos personalizados son los más caros. Luego, los corporales son los más caros de todos. En el mundo del tatuaje, separamos las partes del cuerpo como lo haría un sastre, si alguien se tatúa un brazo entero lo llamaríamos una manga, las piernas un pantalón, el torso un chaleco, etc., y depende mucho de lo que vayas a tatuar. Por lo general, el precio es muy relativo, varía según lo que el cliente pida.
Fuente: www.noticiasjovenes.com

Si te a gustado y crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Difunde la cultura Tattoo!